Transportistas quieren evitar nuevos atascos en la frontera.

Directivos de la Cámara Paraguaya de Transporte Internacional Terrestre (Capatit) solicitaron la intermediación de la Cancillería Nacional ante las autoridades argentinas para evitar que una nueva huelga de los trabajadores de las aduanas del país vecino afecte la circulación de los camiones paraguayos de pasajeros y cargas, como ocurrió en agosto.

Encabezados por el empresario Ricardo Fustagno, los miembros de la Capatit se entrevistaron ayer con el canciller nacional, Eladio Loizaga, y con el viceministro de Economía e Integración del Ministerio de Relaciones Exteriores, Rigoberto Gauto, a quienes explicaron las dificultades y pérdidas que registra el sector, con las huelgas y los cortes de ruta en territorio argentino.

Son problemas de carácter interno que no deberían afectar al transporte internacional”, expresó el empresario a El Mundo del Bus. Recordó que en agosto hubo tres semanas consecutivas de paralización en las aduanas argentinas. “No dejaban pasar ómnibus ni camiones de carga, tanto los que venían a Paraguay como los que iban de nuestro país”, lamentó. La medida de fuerza ocasionó una gran pérdida tanto en el sector de transporte de pasajeros como en el de cargas. Además de lamentables inconvenientes debido a que en algunos casos los pasajeros debieron permanecer en el ómnibus por más de 24 horas,  debido al atasco. Esta situación se dio tanto en el cruce de Falcón-Clorinda

 verimg IMG_20141113_180231

Total
0
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts